Os presentamos nuestro último sitio web, realizado para la bodega Parajes del Valle, de Jumilla (Murcia). Se trata de un proyecto realizado con mucho mimo, como podéis ver visitando la propia web.

Una web con alma

Diseñar y desarrollar un sitio web siempre es complicado por la similitud entre todas ellas. Pero no es nuestro estilo. Cuando hacemos cualquier proyecto, ya sea una web o cualquier material publicitario, la creatividad y el aporte de un valor añadido son nuestras premisas. Si nos quedáramos en un trabajo meramente descriptivo, ¿qué estaríamos aportando a nuestros clientes?

 

El primer paso, el eje

Nuestro punto de partida siempre es el de definir el eje del proyecto. Una vez marcadas las necesidades del cliente, es el momento de crear un hilo argumental y un concepto sobre los que asentar todo el desarrollo posterior, desde la estética de las fotografías a los textos que las acompañan. En este caso, el eje sobre el que giraría todo el trabajo será la dureza de la tierra y el clima de la zona, que da a este vino sus particulares características. Un paisaje árido y un sistema de pequeñas propiedades que mantienen intacta la esencia histórica del vino de la zona. Un vino prácticamente realizado de manera artesanal manteniendo las formas de cultivo tradicionales del lugar. Manos que trabajan duramente la tierra para obtener un vino particular: “Un vino único, que solo podría hacerse en los parajes de este valle”.

Conceptualización

Este vino tan diferente, que cuesta tanto trabajo conseguir, debe disfrutarse en los mejores momentos. Más allá de grandes celebraciones, un buen vino puede disfrutarse en esos pequeños instantes mágicos del día a día: la lectura de un buen libro, un viaje con nuestra pareja, una comida con amigos o unas horas dedicadas a nuestra pasión. Todas ellas forman parte del ideario colectivo de momentos de felicidad, en los que la compañía de un buen vino es el complemento perfecto para la ocasión. A lo largo de los distintos bloques de la web vamos mostrando cada una de las particularidades que hacen especial al vino de Parajes del Valle, asociada en cada caso a uno de esos momentos mágicos, en un ejercicio de narración publicitaria del que estamos muy orgullosos.

Dirección de arte

Como nos gusta siempre contar con los mejores, la dirección artística del proyecto la ha llevado a cabo el diseñador Joaquín López, con una gran experiencia en el mundo del vino. Gracias a su gestión del diseño web y de la estética de todos sus componentes, el resultado es una web redonda, diferente, con una gran personalidad e innovadora, incluso, en algunos aspectos de navegabilidad. Las fotografías han venido de la mano de Emilio Fernández, quien ha sabido plasmar en cada una de las imágenes la textura árida y el espíritu propio de la tierra que da este vino.

La guinda, una intro cargada de significado

Como resumen de todo lo que hemos querido transmitir con esta web os mostramos también el time-lapse que abre la web en su versión de escritorio. Un texto trabajado desde un punto de vista más literario que publicitario, apelando a los sentimientos, el amor a una tierra y a una profesión que todavía tiene mucho de artesanía. Esperamos que os guste tanto como a nosotros.

 

 

 

Si te gustó... ¡compártelo!